Chistes de Medicos

– Dr. tengo los dientes muy amarillos, ¿Qué me recomienda?

– Corbata marrón.

Mi médico es un matasanos, estuvo tratando a mi esposa del hígado durante 20 años y al final murió del corazón.

– El mío es mejor: si te trata el hígado, seguro que te mueres del hígado.

A ver señorita, desnúdese por completo. 
¡Si su colega me revisó hace 5 minutos
y me dijo que estoy fantástica!

- Precisamente, quiero comprobarlo…

Doctor, tengo SIDA. ¿Qué puede recetarme?.
3 kilos de ciruelas, 1 en la mañana, 1 a medio día y 1 por la noche.
Pero doctor, me voy a pasar el día cagando.
-Tal cual; pero así aprenderá para qué sirve el culo.

(ring, ring, ring). 
– ¡¡Hola,hola!! ¿Hablo con el Manicomio?.

- No señor, equivocado, aquí no tenemos teléfono.

El psiquiatra al paciente:
El tratamiento ha terminado; ahora ya no creerá usted que tiene enemigos imaginarios.

- Ya no, doctor; desde que estoy en sus manos, todos mis enemigos son reales.

– Doctor, tengo tendencias suicidas, ¿Qué hago?

– Págueme por anticipado, por favor…

Doctor, cuando era soltera, tuve que abortar 6 veces y, ahora que estoy casada, no quedo embarazada. 
– Evidentemente, usted no se reproduce en cautiverio.

El post operado al cirujano: 
– Doctor, entiendo que se vista de blanco, pero ¿por qué tanta luz?

- Hijo mío, soy San Pedro…

En una ciudad Yanki muere un eminente cardiólogo y sus amigos y familiares deciden hacerle un grandioso y pomposo funeral. 
En medio de la iglesia y detrás del ataúd se encontraba un gigantesco corazón todo cubierto de flores. 
Terminado el servicio fúnebre, el corazón se abre en dos y el ataúd, al son de una hermosa música, se desliza suavemente dentro del corazón. 
Una vez adentro, las dos puertas se cierran y el ataúd desaparece de la vista de los presentes, encerrado para toda la eternidad en el hermoso corazón. 
En ese momento se oye la risa de uno de los amigos del difunto. 
Todo el mundo se da vuelta para mirarlo y el señor se disculpa diciendo: 
– Lo siento, disculpen… estaba pensando en mi propio funeral, …yo soy ginecólogo.

Llega un joven a una farmacia, donde le atiende una mujer de mediana edad: 
«Señora, tengo un problema serio, 
sufro de erección permanente.
¿Qué me puede ofrecer?» 
La señora guarda silencio por un tiempo con los ojos muy abiertos y le dice: 
– «Pues, tengo esta farmacia, un departamento en la playa y un auto»

Entra un señor corriendo a una farmacia rápido, –
Deme algo para la diarrea. 
El farmacéutico nervioso, le da unas pastillas equivocadas y el urgido las toma y se va. 
El farmacéutico se percata de su error, 2 horas después llega el diarreico, le dice: 
-Disculpe señor, pero en lugar de un antidiarreico, le di un tranquilizante, ¿Cómo se siente?
-Bañado en mierda… pero no me importa un carajo, me siento muy tranquilo.

Durante una visita al psiquiátrico, alguien preguntó al Director qué criterio se usaba para definir si un paciente debería o no ser internado.
– «Bueno, llenamos una bañadera, luego le ofrecemos una cucharita, una taza y un balde al paciente y le pedimos que vacíe la bañadera»
– Ah, entiendo, dijo la visita. Una persona normal usaría el balde porque es más grande que la cucharita y la taza.
– No, dijo el Director. Una persona normal sacaría el tapón de la bañadera. ¿Quiere una habitación con o sin vista al jardín?.

Usted debería haber venido a verme antes. 
En realidad fui a ver a un curandero. 
¿Y qué huevada le dijo?
– Que viniera a verlo a usted.

Doctor, ¿Qué tengo?
- No lo sé, pero cualquier duda
la aclararemos en la autopsia.

Doctor, ¿Ud. Cree que perderé la pierna?

- Mire, yo se la entrego en una bolsa, si
la pierde es cosa suya.

Yo no me fío de los cirujanos: son expertos en manejar cuchillos, se ponen máscaras para que no los reconozcan y usan guantes para no dejar huellas.

De acuerdo a los estudios realizados, le quedan 7 días de vida.  
Doctor,  ¿Qué puedo hacer?
– Vaya a vivir con su suegra y le resultará una eternidad …

Doctor ¿Cómo salió la operación de mi marido? 

– Señora, la operación fue un éxito, ojalá nos salga así la autopsia.


Doctor ¿Qué puedo hacer para que durante las vacaciones mi mujer no quede embarazada? 

- Llevársela con usted.


– Fui al médico y me ha quitado el whisky, el cigarrillo y las drogas.
– Pero, ¿Venís del médico o de la aduana?

Doctor, tengo un problema tremendo. 
Estoy perdiendo la memoria. 
– ¿Cuánto tiempo hace?

- ¿Cuánto tiempo hace de que?  

Doctor ¿Ud. piensa que después de esta operación voy a volver a caminar?
Seguro… porque va a tener que vender el auto para poder pagar la factura de la Clínica.

– «Vayamos al grano» 
(El dermatólogo)


– Doctor ¿Cómo está mi corazón?
Podría estar mejor, pero no se desanime: durará tanto como Ud.

«El día que nosotros gobernemos, todos temblarán!“ (Los epilépticos…)

– «No a la donación de órganos!» 
(Yamaha.)

Una enfermera está empujando una camilla. 
El paciente está palidísimo, con cara de pánico total, 
y le pregunta casi llorando a la enfermera: 
– Por favor, ¿Me podría llevar a urgencias? 

– Ya le he dicho antes que no. 
Si el doctor dice que a la morgue, es a la morgue. 

El médico al paciente: 
No encuentro la causa de sus dolores de estómago, pero pienso que se debe a la bebida. 
– Bueno doc, volveré cuando usted esté sobrio.

Un hombre va a ver al urólogo y le dice que quiere hacerse una vasectomía. 

El doctor le dice:
-Es una decisión muy importante, ¿Lo ha consultado con su esposa e hijos? 
-Si Doctor, Votaron 17 a 2. 


“EN LA VIDA TODO ES UN CONSTANTE MOVIMIENTO»               – PARKINSON

«NO HAY NADA TAN IMPORTANTE QUE NO PODAMOS OLVIDARLO» – ALZHEIMER

INFORME DE PATOLOGÍA: 
Estimado Sr Zavala:
Tenemos buenas noticias para Ud., la mancha rosada del pene no era gangrena, sino lápiz labial.

Atentamente,
El Equipo de Patología.

P.D.: Lamentamos la amputación.


El Hipocondríaco
Un hipocondríaco va al médico y le pregunta:
– Doctor, mi mujer me traicionó hace una semana y aún no me han salido los cuernos.
¿Será falta de calcio?

Vasectomía
Un hombre va a ver al urólogo y le dice que quiere hacerse una vasectomía.
El doctor le dice que es una decisión muy grande, y que si lo había comentado con su esposa e hijos, y el señor le contesta que sí, que votaron 17 a 2.

Lo que dice el doctor
Una enfermera está empujando una camilla. El paciente está palidísimo, con cara de pánico total, y le pregunta casi llorando a la enfermera:
– Por favor, ¿me podría llevar a urgencias?
– Ya le he dicho antes que no. Si el doctor dice que a la morgue, es a la morgue.

El parte médico
Una vez en el hospital, un señor esperaba que saliera el doctor para saber como estaba su esposa.
Al rato, salió y le dijo que estaba muy grave la señora, y que le iba a tener que dar de comer en la boca porque no podía mover las manos, le tendría que llevar al baño, le tendría que cambiar de ropa, bañarla, etc. El marido se puso a llorar y el doctor agregó:
– ¡Estaba jodiendo hombre, ya se murió!

La Plaquita
En el consultorio, el paciente le muestra a su médico los resultados de sus análisis. El médico los analiza con cara de preocupación y le dice al paciente:
– Vamos a tener que mandarle a hacer una plaquita…
– ¿De tórax, Doctor?
– Noooo… de mármol.

Lifting
Una francesa se lo hace estirar todo: la nariz, los pómulos, el mentón, etc… Finalmente, el cirujano le pregunta:
– ¿Desea la señora algo más?
– Si. Quisiera tener los ojos más grandes y expresivos.
– Nada más fácil, señora. Enfermera: traiga la cuenta, por favor.

Con el pediatra
Una mujer lleva a un bebé recién nacido al doctor. La enfermera los hace pasar al consultorio.
Cuando el médico se presenta, examina al niño, lo mide, lo pesa y descubre que está debajo del peso normal. Pregunta si lo alimenta con biberón o con el seno materno.
– Seno materno, responde la señora.
– Por favor señora -dice el doctor- descúbrase los pechos.
La mujer obedece, y el médico toca, aprieta, palpa y oprime ambos pechos, en un examen detallado. Luego le indica a la señora que se cubra y le dice:
– Con razón el niño pesa poco señora, usted no tiene leche.
– Ya lo se. Soy su abuela, pero estoy tan contenta de haber venido!!!!.

Una anciana a su odontólogo:
– Vengo a que me saque los dientes…
– Pero señora, si usted no tiene dientes.
– Si doctor; acabo de tragármelos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *