Como sale de rumba un recién Casado

Una pareja que tan solo llevaba dos semanas de casados sostiene él siguiente dialogo;
porque el marido, aunque sé sentía feliz, ya andaba con ganas de irse de parranda, 
así que le dice a su mujer:

-Mi vida, ahorita vengo».

– ¿ Adónde vas, cariño?» (Expresión de recién casados).

– Al bar mi cielito, a tomarme una cervecita».

La mujer se lleva la mano a la cintura y le dice: 
-Quiere cervecita, mi amorcito? 
«Y en eso abre la puerta de la nevera y le enseña 25 marcas de cerveza de 12 países diferentes: mexicanas, alemanas, holandesas, japonesas, etc.

El marido no sabe que hacer y se le ocurre decirle: 
-Ay, mi gorda divina, pero en el bar, tu sabes, la jarra ¡helada…!» 
No terminaba de decir esto, cuando la esposa interrumpe diciéndole:

-Quiere jarra congelada mi amorcito?» 
Saca del congelador una jarra helada, congelada, blanca, tan blanca que hasta temblaba de frió.

El marido sorprendido dice: –
-«Si bebita mía, pero en el bar sirven unos Pasabocas riquísimos, vuelvo enseguida, ¿Si?»

-¿ Quiere pasaboquitas, mi amorcito?»

Abre el horno y la nevera y saca 
quince platos diferentes de pasabocas: aceitunas, empanadas, papas fritas, 
tacos, cacahuates, palomitas, quesos, paté, caviar, carnes frías, etc.

Pero caramelito, en el bar, tu sabes, las maldiciones, las palabrotas y todo aquello…»

Quiere palabrotas, mi amorcito? Entonces: ¡Te tomas la puta cerveza, en esa jarra de mierda y te comes esos malparidos pasabocas, pero de aquí, no salís, hijueputa!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *