La Fabula de LA RANITA Y EL TREN

Una vez una ranita paseaba por una vía para trenes, 
y estaba tan contenta saltando de una riel a la otra que no vio que un tren se aproximaba a gran velocidad! 
Lo vio pero fue demasiado tarde: el tren le cortó la colita!!!
La ranita miró para atrás y gritó: 
‘mi rabito! dónde está mi rabito?’,
miró en las rieles, ahí estaba su colita, y pensó 
‘nooo! cómo voy a dejar mi traserito ahí botado en las vías del tren! no puedo dejarlo ahí! ahora mismo voy y lo recojo!’. 
Dicho y hecho, la ranita saltó de nuevo a las rieles a rescatar su colita, y cuando la estaba recogiendo vino otro tren y ZAS! le cortó la cabeza!!!

**MORALEJA: Nunca pierdas la cabeza por un culito…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *