Marketing Moderno

Un tipo llegó, con una mujer lindísima a la joyería Tiffany y juntos escogieron una joya de USD$50.000 para ella.
Para pagar la cuenta, el hombre sacó su chequera ; el vendedor hizo cara de preocupación, pues era la primera vez en su vida que veía aquel sujeto.

El cliente que percibió su gesto, le dice:
– Veo que estás pensando que el cheque puede no tener fondos, cierto? 
– Pues bien. Vamos a hacer lo siguiente, como hoy es viernes y el banco ya está cerrado. Quédate con el cheque y con la joya. El lunes, tan pronto hayas cambiado el cheque, mandas a entregar la joya a la casa de la señorita OK? El vendedor quedó tranquilo.
El lunes, al cobrar el cheque: sin fondos !!!!! El vendedor llamó al cliente, quien le respondió
-mmmm, tranquilo…ya puedes romper el cheque,…. ya me comí a esa vieja ¡!!!!..jajajaja….

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *