Ni huele , ni suena

La ancianita va al medico

– Doctor tengo un problema con los gases, pero realmente esto no me molesta mucho. Mis flatulencias nunca huelen y son siempre silenciosas. De hecho, me he tirado 20 peitos por lo menos desde que estoy aquí en su oficina y usted no sabe de mis gases porque ellos no huelen y son silenciosos.

El doctor dice:

– Entiendo. Tome estas píldoras y regrese para verme la semana que viene.

En la semana siguiente la ancianita regresa y dice: 

– Doctor, no se que diablos me dió, pero ahora mis peitos, aunque silenciosos, huelen terrible siento que estoy es podrida. Apestan horrible. 

Que bien!! -dice el Dr.- Ahora que hemos curado la sinusitis que le tenía el olfato bloqueado, vamos a trabajar sobre su sordera para que oiga la bulla que hacen sus peos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *