Promesa de Abogado

Un abogado llegaba tarde a una importante sesión de consejo y no encontraba estacionamiento…
Levanta los ojos al cielo y dice:

¡Señor, por favor consígueme un estacionamiento! 
y te prometo que iré a misa todos los domingos el resto de mi vida, dejo las putas y la juerga y jamás en mi vida me tomo otro trago…. y tampoco me acostaré con mi secretaria que ademas es casada!

Milagrosamente aparece un lugar para estacionar, el tipo se estaciona, mira al cielo y dice:
«Ya no te preocupes Señor, ya encontré uno»…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *